En 1932, en un pequeño taller de carpintería en Billund, Dinamarca, Ole Kirk Kristiansen inició junto con ayuda de su hijo Godtfred una de las fábricas de juguetes más importantes del mundo, Lego.

Todos tenemos un comienzo, nadie empieza siendo grande. Nos convertimos en grandes con dedicación y constancia. Estas líneas y este espacio, están dedicadas a esas empresas. Que iniciaron tan solo como un sueño, como una idea. Que iniciaron con las ganas de proponer nuevas formas de hacer las cosas.

En agosto de 1932, en Billund, Dinamarca, Ole Kirk Kristiansen, junto con ayuda de su hijo Godtfred convertía su pequeño taller de carpintería en un taller de juguetes de madera. La Gran Depresión de 1929 lo hizo cambiar su estrategia de negocio. La venta de muebles había caído considerablemente y en muchas ocasiones Ole no tenía para comprar alimentos para sus hijos.

Foto: Los inicios de Lego en el taller de juguetes, Lego History.

En ese entonces, Ole no sabía cómo vender sus nuevos productos, lo cual dificultaba las ventas. Sin embargo, había algo en estos juguetes que comenzó a impulsarlos, la calidad del trabajo con la que estaban hechos.

Esta era una de las mayores cualidades de Ole, la calidad y detalle que ponía en su trabajo. Buscaba siempre los mejores materiales, los mejores acabados y ponía todo su empeño en realizar los mejores juguetes.

Gracias a su trabajo y al apoyo de su hijo, algunos años más tarde, fueron capaces de comprar su primera fresadora. Esto le permitió acelerar su producción y por lo tanto, cada vez recibía más pedidos para colocar sus juguetes en negocios locales.

Fue entonces que Ole decidió que era momento de darle un nombre a su juguetería. Lego, acrónimo del término danés Leg godt que significa “jugar bien”.

No siempre fue sencillo, pues como en todo negocio, se llegaban a presentar contratiempos. Algunos incluso hacen que muchas personas se rindan. Justo cuando todo comenzaba a ir mejor, los Kristiansen sufrieron de un incendio que destrozó su pequeña fábrica.

Foto: Incendio en el taller de Lego, Lego History.

Pero la constancia lo es todo y estas eventualidades no los frenaron. Ni siquiera un entorno aparentemente adverso, puede detener a una persona con convicciones y pasión por lo que hace. La pequeña compañía atravesó con éxito el incendio y posteriormente la Segunda Guerra Mundial.

El periodo de postguerra, presentó oportunidades para la industria de juguetes con nueva tecnología y materiales de plástico. Es entonces cuando Ole decide incursionar en este mundo y compra su primera máquina de moldeo por inyección de plástico.

No tardaría en nacer su invento más innovador, que lo colocaría en el mercado mundial. En 1951 el mundo conocería el icónico ladrillo Lego.

Foto: Primeros ladrillos Lego, Lego History.

“It wasn’t until the day I told myself ‘you’ll either have to drop your old craft or put toys out of your head’ that I began to see the long-term consequences. And the decision turned out to be the right one.” – Ole Kirk Kristiansen

Empieza tu sueño. Que nada, ni tú mismo ni las circunstancias te detengan. Nunca es tarde para empezar. Quien sabe, quizá seas la próxima persona en crear algo trascendente para el mundo. 🙂

Start your dream. <3

Foto: Ole Kirk Kristiansen, 1957Lego History.